“Cada vez que sientas la tentación de reaccionar de la misma manera, pregúntate si quieres ser un prisionero del pasado o un pionero del futuro” (Deepak Chopra)

¿Qué es?

Cuando hablamos de Bienestar Emocional nos referimos al estado de ánimo en el cual nos sentimos bien, tranquilos, estables, percibimos que dominamos nuestras emociones y somos capaces de hacer frente a las presiones del día a día, siendo la base para lograr una vida sana, consciente y feliz.

Por lo que es importante potenciar y promover el bienestar emocional tanto en el ámbito personal, educativo y profesional.

El sentirse bien es un concepto integral de salud que surge del equilibrio cuerpo-mente.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona ó situación, produciendo cambios en los órganos viscerales a través del sistema nervioso autónomo y en los músculos a través del sistema nervioso somático.

¿Qué ocurre en nuestro cerebro?

Las emociones impactan en la actividad cerebral directamente, el sistema límbico es la parte encargada del cerebro en procesar las emociones. Esta red de neuronas encargadas de procesar emociones, es complementada por otras partes del cerebro como son el hipotálamo y el hipocampo. El hipotálamo es el encargado de liberar todas las hormonas necesarias para sentir emociones mientras que el hipocampo controla los procesos mentales relacionados con la memoria y el recuerdo, aquellas experiencias que influirán más tarde en nuestro modo de actuación. La amígdala cerebral forma parte de este proceso y del sistema límbico, pues está vinculada a la respuesta emocional que despiertan las situaciones experimentadas.

Las emociones responden rápidamente ante aquellas situaciones que atentan contra nuestra integridad y también influyen de forma muy importante en la motivación y el aprendizaje, toma de decisiones, cognición, conducta y adaptación. Es necesario encontrar el equilibrio entre mente racional (lóbulo frontal) y mente emocional (sistema límbico), para ello es necesario conocer nuestras emociones, respuestas fisiológicas y el funcionamiento en general, de forma que podamos gestionarlas.

¿Cuál es la respuesta química de nuestro cuerpo?

Se activan una serie de neurotransmisores y hormonas según las emociones que percibimos, cada uno de ellos tiene una respuesta química concreta en nuestro organismo. Las más relevantes: serotonina, oxitocina, cortisol, endorfinas y dopamina.

Sabemos que el mismo pensamiento, provoca la misma emoción y como consecuencia el mismo resultado, si aprendemos a gestionar las emociones este proceso cambiará.

¿Cuáles son sus ventajas?