“La educación emocional es la habilidad de escuchar casi cualquier cosa, sin perder nuestros estribos ni nuestra autoestima” (Robert Frost)


ISDEC como empresa innovadora y especializada en el sector de recursos humanos, somos pioneros en llegar al ámbito educativo, por ello hemos desarrollado un workshop enfocado a los docentes.

En los centros educacionales quizás de forma más lenta que en el ámbito empresarial también se está apostando en el aprendizaje y el entrenamiento en la gestión de las emociones. Muchas organizaciones ya lo han interiorizado, la investigación aporta evidencias de los beneficios de desarrollar estas habilidades socio-emocionales.

¿Qué es la inteligencia emocional?

Es la capacidad para identificar y gestionar nuestras emociones adecuadamente, y por otro, es la capacidad para comprender y relacionarnos eficazmente con los demás. La inteligencia emocional interviene en nuestras decisiones vitales, en nuestra forma de mirarnos a nosotros mismos y al mundo y en la gestión de nuestros sentimientos y estados de ánimo. El desarrollo de la inteligencia emocional mejora nuestro bienestar y nos hace sentir mejor.

El objetivo es desarrollar las habilidades de aprendizaje socioemocional para facilitar que las situaciones estresantes se puedan abordar con calma y equilibrio, adquiriendo estratégicas de gestión emocional creando un buen clima en el aula, fomentando el crecimiento emocional y cognitivo, en definitiva potenciando el bienestar emocional.

¿Qué me aporta saber gestionar las emociones?

  • Desarrollar mejor conocimiento de las emociones y la habilidad de regularlas.
  • Poder reconocer las emociones de otras personas, promoviendo la empatía.
  • Poder nombrarlas correctamente a través de ser conscientes.
  • Optimizar procesos de frustración a tolerancia.
  • Transitar de emociones negativas a emociones positivas.
  • Mayor capacidad de resolver problemas y conflictos.

Beneficios:

  • Reduce el absentismo laboral.
  • Mejora del rendimiento.
  • Mejor clima laboral.
  • Prevención y reducción del estrés.
  • Promueve la toma de decisiones.
  • Potencia la creatividad, la motivación y el trabajo en equipo.
  • Disminuye la tensión muscular y mental.
  • Cambios en las respuestas motoras (precepción de serenidad).
  • Cambios en las respuestas cognitivas (percepción de tranquilidad).

Emotional Workshop Teachers

Temario: